Presentación

s3

La Semana Santa. Atrio de los Gentiles

“Pienso que también la Iglesia debería abrir una especie de “atrio de los gentiles” donde los hombres pudiesen, en cierta manera, acercarse a Dios sin conocerlo y antes de haber encontrado el acceso a su misterio, a cuyo servicio está la vida interna de la Iglesia.”

El Papa Benedicto XVI

En el contexto de la nueva evangelización, como tarea constante y urgente de la Iglesia, el Santo Padre Benedicto XVI nos ha hecho mención de un medio muy actual y muy necesario para relacionarnos con las personas no creyentes en un diálogo sincero y cordial. Es el campo siempre importante del diálogo entre creyentes y no creyentes, que es tan antiguo como la misma Iglesia en cuanto a los cristianos.

Benedicto XVI, en ocasión del discurso de Navidad a la Curia romana el 21 de enero del 2009, dedicó unas palabras a la cuestión del ateísmo y de la indiferencia religiosa contemporánea, poniendo las bases para el nacimiento del que ha denominado Atrio de los Gentiles.

Así pues, en el transcurso de la historia de la alianza de Dios, incluso los que parecían ser excluidos, los extranjeros (gentiles, paganos) eran objeto de una preocupación y se les tomaba en mucha consideración. Ahora se ha abierto un espacio concreto: todos son convocados; su voz viene a unirse a otras voces, que van en busca del Dios desconocido.

 

Buscar a Dios y dejarse encontrar por Él, es muy necesario también hoy en día. La búsqueda de Dios y la disponibilidad a escucharle fueron los fundamentos de la cultura europea y son aún el fundamento de toda auténtica cultura.

 

Por ello entendemos que la Semana Santa puede ser también ‘Atrio de los Gentiles’ en este acercamiento.

 

La Semana Santa, con sus vivencias, su riqueza cultural y sobre todo con su testimonio, puede y debe aportar mucho en el acercamiento a Cristo para los hombres y mujeres, que lo buscan a Él  y a su madre, María.

 

La vida y la actividad de las Cofradías de Semana Santa, con su propia historia y advocaciones, hacen posible la riqueza y esplendor de una variedad de celebraciones que facilitan, que acercan, el poder acompañar a Jesús en los diversos momentos y ‘pasos’ de su pasión, muerte y resurrección. No debería haber ninguna duda, ya, que el papel de las cofradías, invitando a todos los cofrades, tanto de fila como de acera y también a los ‘gentiles’, a participar del misterio Pascual. En definitiva invitando a acercarse a Cristo.

 

La cruz es el signo de identidad cristiana. Y si es verdad que la cruz es extraña para muchos, no deja de ser atrayente la figura de Cristo. Cruz i Cristo, Cristo y su Cruz.

 

La Semana Santa de la Tarraco romana, de la Pauli Ecclesia Fructuosus Sede, está grabada en el corazón de los tarraconenses de hoy. Son muchos años, siglos que fosilizan tradiciones, que son eco de una religiosidad popular en absoluto petrificada ni anclada en la melancolía del pasado sino viva y palpitante.

 

Durante la Semana Santa Tarragona vive el nerviosismo propio de las grandes ocasiones, la de los días que las calles de Tarragona tienen un ritmo y una vida especiales. Ella, la Semana Santa, hace que las calles y plazas se transformen. Cada rincón de la ciudad antigua es diferente. La ciudad está en la calle.

 

He aquí, pues, que esta presentación del XXVI Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales, que tenéis en vuestras manos, queremos que sea el pórtico de nuestra Semana Santa. Queremos que la podáis vivir intensamente. Queremos que os permita adentraros en algunos de sus detalles, siempre iguales, siempre diferentes.

 

 

Comments are closed.